La Camarga y la fiesta gitana en Saintes Maries de la Mer

La Camargue es un parque nacional en el sur de Francia, formado por el gran río Ródano que, nacido de los picos nevados de Suiza, termina aquí su largo recorrido, de más de 800 km, arrojándose al mar.

Tuve la suerte de visitar la Camarga hace unos días para un evento especial, una fiesta colorida, La Romería de los Gitanos.

En el coraz√≥n virgen del parque natural cada a√Īo, el 24 y 25 pueden Durante siglos, gitanos de toda Europa se han reunido para celebrar la fiesta de Santa Sara, su protectora.



Como muchas fiestas, el fiesta gitana en Saintes Maries de la Mer incluye momentos de entretenimiento, intimidad, devoción, comunión comunitaria, tiempo en familia, comercio e incluso ocasiones de conflicto y competencia. El festival de mayo de las Saintes Maries y Santa Sara alberga distintas comunidades de Viajeros (Gitanos, Roma, Manouche, Tsigane que vienen de varias partes de Europa y pertenecen a diferentes clanes) y turistas curiosos por ver el espectáculo.

Saintes Maries de la Mer es un pueblo de solo 2.500 personas, ¡durante el festival las personas que vienen aquí a veces incluso superan las 50.000!
Esto ya nos hace comprender cu√°nto se "siente" esta fiesta.

Breve historia de Santa Sara

Las "3 Mar√≠as" se mencionan varias veces en el Evangelio. Se trata Maria Salom√©, Mar√≠a Jacob√© e Maria maddalena, los 3 disc√≠pulos de Jes√ļs.

Las tradiciones provenzales y de la Camarga dicen que Marie Salom√© y Marie Jacob√©, Maria Maddalena, Martha y Lazarus, se vieron obligadas a huir de Judea en un barco sin remos ni velas y desembarcaron justo en la desembocadura del R√≥dano 5 a√Īos despu√©s de su partida.



Marie Salomé y Marie Jacobé permanecieron en la Camarga, viviendo en el lugar donde ahora se encuentra la iglesia de Saintes Maries de La Mer, y allí fueron enterradas. Los demás siguieron adelante y llevaron el cristianismo al resto de la Provenza y luego a toda Francia.

La historia de Sara la Negra se une al de ellos. Aunque existen diferentes versiones, la historia cuenta que Sara lleg√≥ aqu√≠ con ellos (no se sabe si es sirvienta o su igual) Seg√ļn otra historia, Sara era una de las esposas de Pilatos, una egipcia que presenci√≥ los hechos de la Pasi√≥n. de Jes√ļs convertido al cristianismo, viaj√≥ en la barca con las dos Mar√≠as y evangeliz√≥ al pueblo gitano.

En otra historia, Sarah era la líder de un pueblo de piel oscura que originalmente habitaba la Camarga, quien saludó a las Marías a su llegada y pidió ser bautizada.

La fiesta de los gitanos de Saintes Maries de La Mer

Cada a√Īo, los d√≠as 24 y 25 de mayo, el pueblo blanco de Saintes Maries de la Mer se encuentra literalmente invadido por miles de gitanos: despu√©s del largo invierno, su vida tranquila y so√Īolienta se despierta con ropas de colores brillantes, m√ļsica gitana, bailes, caballos y corridas de toros.

Aunque Sara no es reconocida canónicamente por la Iglesia, muchos en la comunidad católica gitana o Gens du Voyage creen que Sara es una parte integral de la historia de las Saintes Maries.

Los gitanos vienen aqu√≠ para rezar y celebrar a las Mar√≠as y Sara, y la fiesta es una ocasi√≥n para reuniones familiares, bautizos y bodas. Consideran a Sara como su patrona, la tratan con tremenda devoci√≥n y vienen aqu√≠ para manifestarlo. Para ellos, esta festividad es una √©poca m√°s religiosa del a√Īo.



Por ello, aunque la fiesta se realice √ļnicamente los dos d√≠as del 24 y el 25, los gitanos que llegan de lejos con sus caravanas incluso una semana antes del evento.

Las personas que llegan, en su mayoría familias, lo aprovechan para reencontrarse con otros familiares o amigos, cenar y todos festejan juntos.

He estado dos veces en la fiesta gitana de Saintes Marie de la Mer y la segunda vez tambi√©n fui un par de d√≠as antes para ver c√≥mo se preparaba el peque√Īo pueblo para el evento.

La iglesia estaba abierta para recibir visitantes y La cripta de Sara estaba constantemente iluminada con velas devocionales y exvotos., ya que peque√Īos grupos de personas llegaron para visitar y tomar fotos con la estatua, que est√° cubierta con capas y capas de mantos de colores brillantes que sirven como ofrendas devocionales.

Pr√°cticamente toda la ciudad se viene celebrando desde los d√≠as anteriores con banquetes, carpas, bailes, m√ļsicos, artesanos de toda Europa.

El día de la procesión, el 25 de mayo, pasamos frente a la iglesia: no solo la iglesia estaba llena de gente, sino que también era imposible moverse por la plaza y las calles cercanas ... una multitud realmente increíble.

Fuera de la iglesia, una multitud esperaba que sacaran su estatua, adornada con una tiara reluciente y cargada bajo capas de capas de colores.

Una guardia de honor de los gardiens, los pastores tradicionales que a√ļn trabajan en las granjas con los toros, esperan con sus caballos blancos para acompa√Īar a Sara por las calles hasta la playa.


La gran fiesta llega entonces a su punto culminante con la gran procesi√≥n en la que los gitanos, con sus caballos blancos acompa√Īar la estatua del santo al mar, en el que se sumerge tres veces para ser purificado.


El momento es tremendamente emocionante, entre familias enteras de gitanos desplazados, inmersos en las notas musicales de sus violines, antes de encontrarse con la inauguración de la temporada taurina no sangrienta, les course camarguaises y los juegos provenzales a caballo.

Las celebraciones contin√ļan durante toda la noche y tambi√©n al d√≠a siguiente.

Caminando por los caracter√≠sticos callejones se puede observar gitanos leyendo cartas y manos, grupos de gitanos animando a los comensales con sus instrumentos, ni√Īos jugando persigui√©ndose por todos lados, cantos y bailes todo estrictamente "gitano".

Entre ellos, dispersos y con aire de ensue√Īo, grupos de turistas asombrados por la fiesta que se toman miles de fotograf√≠as con sus c√°maras r√©flex (incluy√©ndome a m√≠).

As√≠ que aprovecha este colorido evento para visitar este espl√©ndido parque natural, una joya entre la tierra y el mar, donde el caballo blanco a√ļn vive en libertad.

Si puedes, intenta salir un rato de la fiesta, al√©jate de la m√ļsica para buscar el silencio, para detenerte y observar, con tu cabello alborotado por el viento mistral, los prados interminables donde los verdes y amarillos iridiscentes est√°n salpicados de dioses rojos. amapolas.

Pasea en medio de las lagunas, las aguas ligeramente onduladas por la brisa del pantano, que son el hogar de m√°s de 400 especies de aves, y, sobre todo, procura no olvidar dedicar medio d√≠a a visitar el Parque de aves de Pont de Gau, donde se pueden admirar cientos de alegres flamencos rosados ‚Äč‚Äčde cerca.

Informaci√≥n √ļtil para visitar la Festa dei Gitani

1 - Reserva lo antes posible: a√ļn se puede encontrar alojamiento incluso a pocos kil√≥metros, pero si quieres quedarte por la noche para disfrutar de la fiesta y el ambiente debes alojarte en Saintes Maries, donde los hoteles se agotan hasta con 6 meses de antelaci√≥n.

2 - No tengas miedo: incluso si son comunidades gitanas, estás absolutamente seguro, ¡vienen aquí a celebrar!

3 - vístase cómodamente y con zapatos cerrados: hay tanta gente que seguro que alguien te pasará de pie. Trae también algunas piezas de recambio de ropa, ¡que nunca sea que no quieras seguir la estatua del Santo al mar como los gitanos!

4 - está lleno de puestos, discotecas y restaurantes para que no tenga dificultades para encontrar dónde almorzar.

5 - lleva una botella de agua contigo: el calor h√ļmedo es realmente mortal

6 - diviértete y no te preocupes, será una hermosa experiencia.

Esta publicaci√≥n fue escrita el 4 de junio de 2013 y actualizada en Junio ‚Äč‚Äč10 2020


Audio vídeo La Camarga y la fiesta gitana en Saintes Maries de la Mer
A√Īade un comentario de La Camarga y la fiesta gitana en Saintes Maries de la Mer
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.