15 buenas razones para visitar Karakol (adem√°s del trekking)

Quien soy
Aina Martin
@ainamartin
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org, lonelyplanet.com

Autor y referencias

Cuando escuche sobre Karakol (en Internet, pero tambi√©n en muchos Gu√≠as de viaje famoso) con demasiada frecuencia lo oyes mencionar solo como punto de partida para excursiones en las monta√Īas Terskey Alatau y Tien-Shan Central.

A primera vista, Karakol es una ciudad tranquila, con amplias avenidas sombreadas por √°lamos, edificios de poca altura y rodeada de campos cultivados.

Pero basta rascar un poco debajo de la superficie y sobre todo pasar un par de días aquí para darse cuenta de su importante contexto cultural y de las muchas razones por las que vale la pena visitarlo.



Esta peque√Īa gu√≠a de 15 buenas razones para visitar Karakol se toma la molestia de ser un punto de partida para ayudar a los viajeros a planificar mejor su visita (y espera poder hacerlo).

Y por qué no, tal vez para convencerlos de que pasen aquí unos días más de los previstos.

Pero para comprender mejor, debemos comenzar desde el principio, es decir, desde sus orígenes.

Karakol fue fundada el 1 de julio de 1869 por una guarnición militar a la que se le había encomendado la tarea de buscar un lugar fértil, con un lago lleno de peces y un clima templado, en el que construir una ciudad.

Pero la razón principal por la que se construyó aquí fue porque estaba en una posición estratégica: Karakol en ese momento estaba en el centro de esa región llamada Turkestán que se extendía desde el deserto del Gobi en Mongolia al Mar Caspio.

Fue, y sigue siendo hoy, un puente entre los China al este y el resto de Asia Central al oeste.


Por esta razón, sus primeros habitantes fueron en su mayoría oficiales del ejército, comerciantes y exploradores.


Por lo tanto, debido a su posición geográfica (y también a las diversas influencias posteriores durante la era soviética), Karakol es un popurrí de diversidad étnica y cultural de la que todavía tenemos una gran evidencia en la actualidad.

Si est√° planeando un viaje por su cuenta, puede resultarle √ļtil leer mi gu√≠a para viajar en Kirguist√°n hazlo tu mismo.

Entonces estar√° listo para descubrir el 15 razones para visitar Karakol? ¬°Salida, vamos!

15 buenas razones para visitar Karakol

1 - Come hasta reventar y descubre la cocina de Dungan

8 platos te parecen pocos? ¬°Piense en comer al menos 12!

Si te gusta comer (y comer mucho) organiza uno cena en casa de una familia Dungan.

La cocina de Dungan es √ļnica y diferente de otras que se encuentran en Kirguist√°n. Tambi√©n es una gran oportunidad para aprender m√°s sobre el linaje Dungan y c√≥mo se mudaron aqu√≠ desde China, trayendo el Islam.

El primer Dungan, conocido en China como Hui, lleg√≥ a Kirguist√°n como esclavo, pero la mayor migraci√≥n de Dungan tuvo lugar en los a√Īos 1877/78 cuando tres grandes familias llegaron a Kirguist√°n y Kazajst√°n para escapar de la persecuci√≥n china, trayendo consigo sus propias tradiciones. cultura y gastronom√≠a.

Uno de estos tres grupos estaba dirigido por un hombre llamado Ma Yusuf que se detuvo en Yrdyk una ciudad no lejos de Karakol.


Hoy, 150 a√Īos despu√©s de esa migraci√≥n, Yrdyk sigue siendo uno de los asentamientos Dungan m√°s grandes de todo Kirguist√°n: la poblaci√≥n, de unas 3000 personas, se ha expandido y es m√°s del doble que la de los que llegaron aqu√≠.

Llegamos a la casa de Karim y Hamida por la noche. Después de lavarnos las manos, preparamos nuestro Ashlan-Fu con ellos (estrictamente vegetariano para mí) y luego nos sentamos todos juntos con las piernas cruzadas alrededor de la alfombra donde se sirvió la cena.


Los platos, tanto de carne como vegetarianos, están concebidos en la tradición de Dungan no como platos individuales, sino como sabores que deben complementarse perfectamente entre sí.

Y si ocho platos te parecen pocos, debes saber que son lo mínimo que se servirá, ¡para llegar a 12-13 platos cada uno!

En realidad, la experiencia que vivimos no fue simplemente una cena, sino una verdadera inmersión total en la tradición y cultura de Dungan.

2 - Realice un recorrido a pie por la ciudad y visite la Mezquita Dungan

Intenta encontrar un clavo en la Mezquita Dungan ...

Una de las mejores formas de visitar Karakol es hacer un recorrido a pie descubriendo sus puntos de interés organizado por Destino Karakol.

Entre los sitios históricos de interés sin duda se destaca Mezquita Dungan.

La mezquita fue dise√Īada por un arquitecto y artesanos chinos entre 1907 y 1910 para la comunidad local de Dungan. La peculiaridad de esta mezquita es que fue construida sin usar ni un clavo pero con un juego de juntas, exactamente como un rompecabezas.


Sin duda, es muy diferente de las mezquitas que estamos acostumbrados a ver en otras partes del mundo.

3 - Prueba el Ashlan-Fu

Ashlan-Fu, un plato típico de la cocina de Dungan

Plato tradicional del pueblo Dungan, Ashlan Fu es un plato frío hecho con fideos de arroz en un caldo de vinagre y cubierto con tiras de fécula de papa, chile, perejil y una salsa de carne.

Para vegetarianos como yo, Ashlan-Fu también se puede pedir sin carne.

Ashlan-Fu se puede encontrar prácticamente en todas partes en Karakol. El mejor lugar donde comimos fue en un restaurante sin nombre ubicado en la calle Przhevalskiy, cerca de la intersección con la calle Jusaeva.


4 - Sumérjase en las especias (y la cultura) en el Gran Bazar

Mercado de Karakol

Il Gran Bazar de Karakol es uno de esos lugares donde se puede encontrar de todo: ropa, frutas y verduras, especias y chiles.

Caminando entre los puestos del Gran Bazar también tienes la oportunidad de comprender cuánto aquí en Karakol hay un crisol de culturas. Los vendedores pertenecen a grupos étnicos de toda Asia Central: kirguís, rusos, dungan, uigures, uzbecos y kalmak.

Adem√°s del Gran Bazar, hay otro mercado similar en la ciudad, de menor tama√Īo pero m√°s c√©ntrico, el Peque√Īo Bazar.

5 - Negociación de un caballo en el mercado de animales

Reuniones en el mercado de animales de Karakol

Si se encuentra en Karakol durante el fin de semana, una cita que no debe perderse es la mercado de animales.

Empieza muy temprano el domingo por la ma√Īana, lo ideal es llegar alrededor de las 5 cuando a√ļn est√° oscuro y observar a los pastores que regatean y compran, venden, comercian animales: ovejas, caballos, toros, vacas y cabras.

Realmente hacen grandes ofertas. En el mercado de animales puedes comprar un buen caballo por menos de 500 euros.

El mercado de animales es una maravilla del pasado. Caminando entre los animales da la impresi√≥n de que el mercado sigue igual que en 1930, que nada ha cambiado. Valdr√≠a la pena la visita solo por esto: es una experiencia cultural √ļnica.

La √ļnica advertencia es tener cuidado de no ser corneado por algunas vacas al pasar.

También debes tener mucho cuidado donde pones los pies: de hecho, puedes pisar algo desagradable y tal vez dar un buen resbalón.

En este sentido, también debemos tener en cuenta que existe el riesgo de ensuciarse así que no uses tu mejor vestido.

6 - Impresiona a tus amigos con un recuerdo soviético original

La peque√Īa tienda de Alexandr ... Aqu√≠ puedes encontrar todo lo que podr√≠a ser un recuerdo original

Si no ha podido comprar una oveja en el mercado de animales y desea recurrir a algo m√°s c√≥modo para empacar, haga un viaje al tienda de antig√ľedades en Alexandr Korablev.

Si te gustan las chucher√≠as (tchotchke) o las chucher√≠as, especialmente de la era sovi√©tica y comunista, puedes pasar una semana en esta peque√Īa tienda.

Alexandr es coleccionista y lleva a√Īos reuniendo todos los objetos, grandes y peque√Īos, que se encuentran aqu√≠. Tambi√©n parece que Alexandr conoce la historia detr√°s de cada uno de ellos.

Si quieres sorprender a tus amigos, reg√°lales un broche sovi√©tico de los Juegos Ol√≠mpicos de Mosc√ļ de 1980 como recuerdo.

Incluso si no tiene la intención de comprar nada, eche un vistazo a los consejos estratégicos.

Lo puedes encontrar en la esquina de las calles Zhamansarieva y Toktogula.

7 - Aprende a coser una alfombra de fieltro tradicional

Massi ocupada cosiendo su primer Shyrdak ...

No me considero un comprador compulsivo, pero la primera vez que vi los shyrdaks, las tradicionales alfombras de fieltro kirguís, las habría comprado todas.

Por cierto, tal vez te guste: cómo se trabaja el fieltro y cómo se construye una yurta

Damira della ONG Tolgonai ofrece varias cursos en la ciudad sobre procesamiento de fieltro.

Damira aprendió a tejer fieltro de su abuela. Dejada sola, con una familia que mantener y problemas económicos, Damira ha hecho de esta tradición su trabajo. Pero no solo.

Damira ha fundado una escuela donde las j√≥venes que, como ella, se han encontrado en dificultades pueden ense√Īar y trabajar.

En esta escuela, además de comprar productos artesanales de alta calidad, también es posible tomar una lección y aprender a tejer fieltro.

8 - Catedral Ortodoxa

Imagínese bailando aquí ...

Construido en 1869 el Catedral Ortodoxa de la Sant√≠sima Trinidad es un extra√Īo edificio de madera coronado por torreones con techo verde.

Destruido por un terremoto y luego reconstruido, aunque peque√Īo, realmente vale la pena una visita.

En el interior lucen iconos y reliquias, pero no es posible realizar fotografías. Durante su historia (un poco preocupada, seamos sinceros) también fue un salón de baile.

9 - Fotografiando las casas de jengibre

Estos casas de madera típicas de la arquitectura rusa, con sus decoraciones azules, están esparcidas por todo Karakol.

De hecho, las ventanas de estas casas est√°n tan decoradas que se llaman encaje de madera.

Originarios del siglo XIX, durante la máxima expansión del Imperio Ruso, hoy nos recuerdan la historia de la ciudad y dan un toque de color a las calles de Karakol.

10 - Rel√°jese sul lago Issyk-kul

¬°Y ahora imagina relaj√°ndote aqu√≠ y d√°ndote un buen ba√Īo!

Al visitar Karakol, es f√°cil olvidar que la ciudad est√° a solo 15 minutos en coche de lago Issyk-Kul.

El lago Issyk-kul es el lago alpino más grande del mundo después del Titicaca y es uno de los destinos de verano más populares para los turistas, especialmente los rusos, que vienen aquí para pasar sus vacaciones.

El lago es absolutamente hermoso y sus playas de arena son un gran lugar para relajarse, tomar el sol y nadar durante el verano.

Su peculiaridad es que a pesar de estar rodeada de monta√Īas cubiertas de glaciares, este lago no se congela ni siquiera en invierno gracias a sus aguas termales.

11 - Redescubra lo rom√°ntico con un crucero al atardecer

Ok, tenemos la Coca-Cola en la mano porque obviamente mi cerveza ya estaba terminada por un tiempo ...

Durante nuestra visita, despu√©s de un d√≠a relaj√°ndonos y ba√Ī√°ndonos en el lago Issik-Kul, tuvimos la suerte de pasar casi dos horas en el barco, contemplando la puesta de sol.

Despu√©s de que tambi√©n bajamos del bote, disfrutamos del espect√°culo de la puesta de sol detr√°s de las monta√Īas con una cerveza fr√≠a y recogiendo habas fritas.

A partir de este a√Īo, de hecho, es posible reservar un recorrido de unos 90 minutos a un coste de unos 17 euros con aperitivo incluido.

12 - Descubre tres tipos diferentes de Langhman

Cada plato kirguís es una sorpresa culinaria

Los fideos Langhman son un plato que se encuentra en todo Kirguist√°n e incluso en partes de China.

Estos "espaguetis" en particular todavía se tiran a mano aquí y se trabajan durante mucho tiempo hasta que se vuelven muy largos.

Luego se suelen agregar al caldo especiado, para obtener una sopa, o se fríen con salsa y se saltean con carne y verduras.

No importa qué tipo de langhman elija, seguirá siendo una gran experiencia gastronómica.

Comí unos muy buenos en el Café Zarina de la calle Lenin.

13 - Descubre lo buena que puede ser una semilla de frijol frito

Tu lo sabías puedes freír los frijoles? Yo no (solo para descubrir que la web está llena de recetas sobre cómo hacerlas) hasta que las probé en Karakol.

En Karakol, los frijoles fritos se encuentran prácticamente en todas partes y he desarrollado una especie de adicción, así que ahora también los hago en casa.

Son perfectos para un aperitivo acompa√Īado de una buena cerveza bien fr√≠a. En Karakol tambi√©n puedes encontrarlos en el Bazar y son vendidos principalmente por uzbecos que se han mudado aqu√≠.

Siempre pienso que alg√ļn d√≠a tendr√© que abrir un peque√Īo quiosco y venderlos. Creo que siempre estar√≠a lleno de gente: cr√©eme, ¬°no podr√°s prescindir de ellos!

14 - S√ļbete a un caballo y si√©ntete como un pastor n√≥mada kirguiso

Para aquellos que aman caminar en la naturaleza, pero trabajan menos, o quieren sentirse como una verdadera vaquera, entonces es el caso de saltar sobre un caballo y dirigirse hacia la monta√Īa.

Il senderismo a caballo es una de las cosas que es absolutamente necesario hacer en Kirguist√°n.

Sobre esto puedes leer el mío Caminata a caballo de 3 días a Song Kol!

Para organizar su caminata a caballo, comuníquese con Destination Karakol.

Si desea ponerse en contacto con una agencia, Bulak Say Cabalgatas y Trekking se encuentra entre los recomendados.

A poca distancia de Karakol (aproximadamente una hora en coche) el peque√Īo pueblo de Jyrgalan (mi lugar favorito en Kirguist√°n junto con Song Kol) ofrece varios tipos de caminatas y paseos a caballo incluso durante varios d√≠as.

15 - Toma una verdadera sauna al estilo ruso

Solo tomé la sauna en nuestro hotel, pero si quieres una experiencia verdaderamente auténtica, prueba una verdadera sauna rusa.

La sauna es ideal para relajar los m√ļsculos cansados, especialmente al regresar de una caminata por la cordillera Tien-Shan.

¬ŅQuieres organizar un trekking desde Karakol? Lea sobre mi trekking Turgen-Ak Suu, 3 d√≠as en una tienda de campa√Īa por caminos sin marcar!

Karkyra banya (–Ď–į–Ĺ—Ź ¬ę–ö–į—Ä–ļ—č—Ä–į¬Ľ) en la calle Karasaev ofrece una experiencia muy ‚Äúlocal‚ÄĚ: hay piscinas fr√≠as y calientes, saunas calientes y duchas para enjuagarse.

Cuesta alrededor de 1 euro la hora pero para llegar tendr√°s que coger un taxi (se encuentra un poco fuera de la ciudad).

Si no te apetece estar desnudo en p√ļblico, no te preocupes, te dar√°n una toalla para cubrirte.

Visitar Karakol: información esencial

El hotel Karagt puede parecer un hotel de negocios, en realidad es muy acogedor.

Como llegar

Cómo llegar desde Bishkek: tome un marshtrutka (minivan) o un taxi compartido desde la estación principal de autobuses. El viaje dura unas 5-6 horas.

De Cholpon Ata: saltar sobre un marshtrutka. La estación está ubicada fuera del centro de la ciudad, por lo que deberá tomar un taxi para llegar al centro.

Dónde alojarse

Durante nuestra estancia nos quedamos en dos excelentes hoteles en Karakol:

Hotel Tagaytay: una casa de hu√©spedes acogedora con un due√Īo muy amable que usa energ√≠a solar y renovable para electricidad y agua caliente (las habitaciones son muy agradables)

Hotel Karagat: uno de los hoteles más grandes de Karakol con enormes habitaciones, sauna y piscina. Karagat puede parecer un hotel de negocios, pero sigue siendo un lugar cómodo para quedarse y relajarse antes y después de la caminata.

Para los viajeros que quieren gastar menos en Karakol hay una amplia gama de hostales económicos y si quieres dormir en una yurta puedes probar Happy Yurt Camp.

Aqu√≠ encontrar√° otros hoteles, hostales y pensiones en Karakol. 

Cómo reservar tours y excursiones

Todos los tours y experiencias enumerados en este post puedes reservarlos en Centro de visitantes de la estaci√≥n de polic√≠a de destino que se encuentra en 22 Gagarin Street. Tambi√©n puede enviar un correo electr√≥nico a esta direcci√≥n info@destinationkarakol.com, o llamar al 996.

 

Divulgación: mi experiencia en Kirguistán es el resultado de un proyecto de desarrollo turístico de USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional). Los contenidos son responsabilidad exclusiva del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de USAID o del Gobierno de los Estados Unidos: como siempre, todos los pensamientos e información, el cómo, el qué y el por qué, son totalmente personales.


A√Īade un comentario de 15 buenas razones para visitar Karakol (adem√°s del trekking)
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.