Qué ver en Nueva Zelanda. Una guía breve y esencial.

    Nueva Zelanda es un estado mágico, donde las vistas de las diversas montañas encuentran una unión perfecta con las construcciones artificiales.
    Qué ver en Nueva Zelanda. Una guía breve y esencial.

    Nueva Zelanda ha entrado en el imaginario colectivo como un lugar lleno de maravillas naturales. Probablemente, el boom turístico que ha visto a muchos viajeros italianos viajar a Nueva Zelanda sea consecuencia de diversos trabajos cinematográficos que se han realizado en Nueva Zelanda.



    Por otra parte, el país permaneció durante algún tiempo desconocido para Occidente también debido a su posición geográfica que lo sitúa al borde de los mapas geográficos.

    Basta pensar que algunos periódicos relacionados con los viajes turísticos confirman que Nueva Zelanda, al igual que la vecina Australia, es uno de los países tecnológicamente más desarrollados del mundo. El sistema administrativo de este estado también está bien desarrollado, tanto es así que para entrar en él no es necesario acudir al consulado situado en la capital italiana para solicitar un visado. De hecho, basta con solicitarlo en el sitio web oficial del gobierno de Nueva Zelanda.

    Qué ver en Nueva Zelanda. Una guía breve y esencial.
    Wellington (foto 123rf)

    La visa es completamente gratuita y tiene una validez de 3 meses. Los principales atractivos de la república de Nueva Zelanda se dividen entre los naturales, los históricos, parte de los cuales hacen referencia al período colonial durante el cual Nueva Zelanda fue ocupada por el Imperio Británico, y los que hacen referencia a los aborígenes locales y sus costumbres. Debido a la historia del colonialismo británico, no es raro encontrar ciudades o lugares con nombres en inglés en Nueva Zelanda. Por ejemplo, la ciudad de Wellington, la localidad de Queenstown, etc. El período colonial también se refleja en algunas peculiaridades culturales de la zona, hasta el punto de que el himno de Nueva Zelanda recuerda fuertemente al del Reino Unido. Todo el estado de Nueva Zelanda está formado por 2 grandes islas paradisíacas, llamadas simplemente Sur y Norte.



    Además, cerca de las costas hay islas más pequeñas, como la isla Chatham, la isla Stewart, etc. Todo el territorio neozelandés es muy rico en colores vivos y una vegetación muy particular. La naturaleza aún no está contaminada. Además, cuando viajas por Nueva Zelanda puedes encontrarte con algunos animales realmente inusuales, como el pájaro kiwi nocturno, muy parecido a un gato, y desde hace algunos años símbolo de la fauna neozelandesa. La mejor época para ir es sin duda el verano, para poder disfrutar del sol y no correr el riesgo de caer bajo las violentas lluvias tropicales que ocurren principalmente en primavera y otoño. Los lugares destacados a tener en cuenta incluyen el Parque Nacional Abel Tasman.

    Qué ver en Nueva Zelanda. Una guía breve y esencial.
    Parque Nacional Abel Tasman (foto 123rf)

    Este último se encuentra en el mar de Tasmania e incluye varios kilómetros de playas doradas. Toda la zona del parque, que incluye una fauna y una flora muy especiales, está protegida. Y puedes verlo fácilmente desde la transparencia del agua. Los viajeros que han visitado la costa de Nueva Zelanda dicen que es posible ver el fondo marino incluso a varios metros de la playa. Además, hay varios arrecifes de coral que puedes visitar sumergiéndote en el agua. Aquellos que, sin embargo, no quieran bucear, podrían considerar dar un paseo en canoa. En una zona completamente diferente de Nueva Zelanda se encuentran aproximadamente 12 mil kilómetros cuadrados del Parque Nacional Fiordland. Es el parque más grande de Nueva Zelanda y forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

    Qué ver en Nueva Zelanda. Una guía breve y esencial.
    Parque Nacional Fiordland (foto 123rf)

    Caminar aquí es realmente una experiencia magnífica: podrás encontrarte con delfines, focas, cabras de Nueva Zelanda, aves muy raras y mucho más. Además, los más deportistas podrán practicar el montañismo aventurándose en las montañas locales. El Parque Nacional Fiordland también incluye glaciares, fiordos de Nueva Zelanda y cascadas locales. El tercero de los lugares que se recomienda visitar se llama Arthur's Pass. Hoy en día es un parque cuya flora merece la pena descubrir. Hay un bosque de hayas y varios ríos uniendo las vistas. En el pasado, este paso fue utilizado por los guerreros maoríes para conectar el oeste y el este. Aquí también se pueden encontrar varios glaciares. La cuarta de las paradas obligatorias en Nueva Zelanda es Queenstown.



    Este último se encuentra cerca del lago Wakatipu, en la Isla Sur. Durante el rodaje de la película El Señor de los Anillos, en este lugar se rodaron algunas de las escenas más importantes. Por eso, además de los turistas curiosos, aquí a menudo puedes encontrarte con fans de la saga del Anillo, escrita por Tolkien. También en la zona podrás solicitar una excursión a las tierras salvajes de los maoríes. Al final de tu viaje a Nueva Zelanda, ¿por qué no visitar Kaikoura? Es un pequeño pueblo ubicado cerca de los picos nevados de las montañas locales. Aquí podrá admirar una vegetación muy rica y ver la gran ballena dentada del océano. Además, en los fondos marinos cercanos también se pueden observar otro tipo de animales acuáticos.

    Qué ver en Nueva Zelanda. Una guía breve y esencial.
    Lago Wakatipu (foto 123rf)
    Añade un comentario de Qué ver en Nueva Zelanda. Una guía breve y esencial.
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.

    ×
    Deja aqui tu email para recibir nuestra newsletter semanal, llena de ofertas y novedades de tu ciudad