Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Despu√©s de la publicaci√≥n en En el camino en C√≥rcega en moto, Marco y Serena vuelven al blog con uno nuevo itinerario, esta vez para descubrir el Norte de espa√Īa, desde los Pirineos hasta el Atl√°ntico, siguiendo las huellas de los peregrinos en el camino de Santiago de Compostela.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Panorama del Mirador de Orell√°n

La Espa√Īa es el pa√≠s m√°s monta√Īoso de Europa despu√©s de Suiza y cuenta con una heterogeneidad topogr√°fica incomparable. Esta variedad tambi√©n se refleja en el car√°cter y el lenguaje de los habitantes de las distintas regiones: se destaca una realidad hecha de diferencias regionales y tenaces tradiciones locales, fiestas y platos t√≠picos.



Adem√°s de Castellano, el idioma que todos identificamos como "espa√Īol", tambi√©n son oficiales basco, la catal√°n y gallego.

Esto implica que al cruzar estas regiones uno no puede dejar de notar el lenguaje cambiante que se usa en las se√Īales de tr√°fico, los letreros de las tiendas, los carteles publicitarios, los men√ļs de los restaurantes, etc.

He encontrado muy pocas personas que puedan entender inglés, por ejemplo en la recepción del hotel, donde cabría esperar cierto dominio del idioma dada la gran afluencia de turistas de todo el mundo.

Tiene muchas similitudes y, por tanto, es m√°s comprensible, pero contrariamente a la creencia popular, no basta con a√Īadir una "S" al final de las palabras para convertirlas en espa√Īol.

Por lo tanto, te recomiendo que al menos aprendas los conceptos b√°sicos del idioma espa√Īol antes de irte.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Bar de tapas Meli Melo en Zaragoza

Sin embargo, existe una cosa que une a toda la población y preocupa los tiempos que marcan el ritmo del día. Por lo general, se adelantan un par de horas a las nuestras, un poco como una zona horaria no oficial. Por ejemplo, no espere encontrar ninguna tienda abierta antes de las 10 a. M., Excepto quizás panaderías y grandes supermercados que no abren antes de las 9 a. M. De todos modos.



Al mismo tiempo, es muy difícil almorzar antes de las 14, incluso si en áreas con alta afluencia turística quizás puedas encontrar algo abierto incluso a las 13; la cena no es una excepción, ya que los restaurantes apenas abren antes de las 21 pm y comienzan a llenarse después de las 22 pm.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Una costumbre muy habitual es decorar paredes desnudas de edificios con maravillosos murales, como en este caso, en Huesca.

La red de carreteras está muy bien administrado y cuidado, no solo en lo que concierne a las carreteras, sino también a los caminos secundarios.

Las carreteras principales se llaman autopistas y se identifican con las iniciales AP seguido del n√ļmero relativo en se√Īales verdes, a menudo acompa√Īado de abreviaturas europeas (comenzando con la letra E).

En las secciones m√°s cortas el el peaje es fijo pero en general se coge el billete a la entrada de la autopista y se paga seg√ļn la distancia recorrida, de la misma forma pero con tarifas bastante elevadas que los hacen menos transitados.

Junto a las autopistas de peaje corren las autov√≠as: identificadas por la letra inicial A en las se√Īales azules, las autopistas son comparables a las autopistas, pero una llamada gratuita ya menudo se puede pasar de tramos de autopista a tramos de autov√≠a.

Le estaciones de servicio hay muchas por las autopistas, pero este no es el caso de las autovias de las que es necesario salir y caminar unos kil√≥metros m√°s antes de llegar a una, aunque siempre est√©n bien se√Īalizadas.


Si no tiene mucha prisa, le recomiendo que tome las carreteras nacionales: carreteras nacionales gratuitas cuyas iniciales comienzan con la letra N en se√Īales azules, que a veces tienen un solo carril en cada direcci√≥n y recorren aproximadamente la misma ruta que las autopistas: aunque inevitablemente agregan kil√≥metros al viaje, le permiten cruzar pa√≠ses y lugares no visibles desde la autopista.


Los l√≠mites de velocidad y las regulaciones viales en general son casi similares pero m√°s controlados y sancionados. Encontrar√° informaci√≥n √ļtil en el sitio web de ACI.

itinerario

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

El itinerario de viaje

El itinerario que hemos decidido seguir comienza desde Barcelona, atraviesa el Pirineo Aragonés, toca Navarra, sigue la costa atlántica del País Vasco, Cantabria y Asturias hasta Santiago de Compostela en Galicia, para luego volver por las comarcas de Castilla y León, La Roja, Aragón y finalmente desembocar en su punto de partida en Barcelona: un total de unos 2300 km en el mapa que luego, entre desvíos y lugares insertados en el camino, crecieron fácilmente a alrededor de 3000 distribuidos en dos semanas.

Como es el primer viaje que afrontamos con esta cantidad de kil√≥metros, decidimos llegar a Espa√Īa en ferry. Partiendo de G√©nova, la elecci√≥n de la naviera era pr√°cticamente obligatoria, dado que la √ļnica que realiza la ruta G√©nova-Barcelona es Grandi Navi Veloci. Habiendo reservado en abril con salida a mediados de julio y optando por incluir cabina y comidas, el precio total fue de 648 euros para dos personas con una moto de ida y vuelta.


En retrospectiva, no tengo ganas de recomendar esta opci√≥n, debido a los retrasos y la mala limpieza en las caba√Īas. Probablemente iremos directamente a la bicicleta la pr√≥xima vez.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Cazuela de pulpo, marisco y marisco, degustada en Asturias

Etapas

Día 1: Leiden y Huesca

Desembarcando del barco más tarde de lo esperado, inmediatamente nos dirigimos hacia Huesca, deteniéndose a mitad de camino en la ciudad de Lleida(en castellano Lérida). Aquí, después de aparcar en el siglo XIX. Rambla de Ferran bordeado de árboles, hicimos un recorrido rápido por el Piazza della Paeria.


La siguiente parada fue visitar el Tu Vella (catedral vieja) que domina el centro desde lo alto de una colina, accesible mediante un adecuado ascensor p√ļblico gratuito. Entrada: solo la catedral 5 ‚ā¨, a√Īadiendo 2 ‚ā¨ tambi√©n se puede visitar La Suda (El Castillo del Rey).

Tras la r√°pida visita de Lleida nos dirigimos a Huesca, donde estuvimos dos noches aprovechando que adem√°s de ser un importante cruce de caminos aragoneses, es el √ļltimo pueblo de la llanura antes de las faldas de los Pirineos.

Il Barrio antiguo est√° ubicado en una colina y representa el coraz√≥n de la ciudad con calles peatonales, tiendas, restaurantes y los monumentos m√°s importantes entre los que se destacan l‚ÄôAyuntamiento, o el ayuntamiento, el catedral que se eleva sobre la misma plaza y, lo que es a√ļn m√°s impresionante, la iglesia San Pedro El Viejo.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Plaza en el centro histórico de Huesca

Gracias a las rese√Īas en la web hemos identificado un lugar muy agradable para ir a cenar: Comomelocomo. La carta ofrece, adem√°s de varios bocadillos, aperitivos y muchas tapas, una amplia variedad de platos que se pueden pedir tanto en versi√≥n raci√≥n, es decir, raci√≥n entera, como tapa, es decir media raci√≥n. Total de compras por dos 25,30 ‚ā¨ saboreando tapas variadas, postre y cerveza.

Giorno 2: Castillo de Loarre, Los Mallos, Riglos, Monasterio de San Juan de la Pe√Īa, Jaca

El d√≠a 2 nos dedicamos a visitar el Castillo de Loarre: una espl√©ndida mansi√≥n encaramada en un espol√≥n rocoso que data del siglo XI y presumiblemente el castillo espa√Īol m√°s antiguo.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Castillo de Loarre

Luego nos dirigimos a Riglos, un peque√Īo pueblo que se eleva al pie de los encantadores acantilados rosados ‚Äč‚Äčllamados Los Mallos, en cuyas laderas anidan magn√≠ficas √°guilas. Desde aqu√≠ parten varios caminos, algunos de los cuales est√°n equipados con v√≠as ferratas que conducen a las cumbres de los Mallos. Nos limitamos a visitar el pueblo y almorzar con bocadillos rellenos de chorizo, el t√≠pico salami y queso de la zona.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Iglesia de Riglos a los pies de Los Mallos

Desde Riglos volvemos a montar para abordar el largo y sinuoso camino que conduce a Monasterio de San Juan de la Pe√Īa, que en realidad no es un monasterio sino dos: uno m√°s antiguo que data del siglo X y uno m√°s reciente construido en el siglo XVIII, junto al cual se encuentra la taquilla y frente a un parque, dotado de estacionamiento gratuito , mesas de picnic y un peque√Īo bar.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Chiostro interno del Monasterio de San Juan de la Pe√Īa

Continuando durante otros 40 minutos llegar√° a Jaca, importante destino de esqu√≠ aragon√©s que cuenta con una imponente y √ļnica ciudadela Ciudadela Sobrevivi√≥ en Espa√Īa, se remonta a finales del siglo XVI con muros y foso a√ļn intactos donde pastan una manada de ciervos perturbados solo por turistas armados con c√°maras.

Lamentablemente, al llegar después de las 19h no fue posible visitarlo, por lo que volvimos a Huesca tomando una ruta más directa, tomando la Autovía y luego la Nacional que nos trajo de regreso a la ciudad en aproximadamente una hora.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

cervatillos en el foso de la Ciudadela di Jaca

En retrospectiva, recomendaría pasar la noche en Jaca para poder visitarla mejor y también porque Pamplona es fácilmente accesible desde aquí, la primera parada al día siguiente.

D√≠a 3: Pamplona, ‚Äč‚ÄčHondarribia, San Sebasti√°n (Donostia)

Pamplona (Iru√Īa en el idioma local) es una tranquila ciudad moderna, famosa por el encierro, l‚ÄôEncierro, que tiene lugar todos los a√Īos del 6 al 14 de julio con motivo de la fiesta de San Firmino.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Monumento dedicato all’Encierro a Pamplona

Después de una abundante comida de tortillas de papa rellenas de jamón, queso y verduras asadas, nos dirigimos a Hondarribia, una bonita localidad costera muy próxima a la frontera francesa, cuya posición estratégica justifica la masiva fortificación de la ciudad vieja.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Barcos "tendidos al sol" en el Puerto de Hondarribia

Por la noche llegamos al apartamento un San Sebasti√°n (Donostia) y cenamos no muy lejos en un peque√Īo y encantador local, el bar Txirrita, con calamares fritos y lomo (un salami parecido al jam√≥n cocido) a la plancha con una guarnici√≥n de ensalada acompa√Īada de la inevitable cerveza, a un precio de 19 euros. .

Día 4: San Sebastián: playa y recorrido por el pueblo

Hemos dedicado este día a un merecido descanso, si no por nosotros al menos por la moto que no se ha movido del aparcamiento.

El paseo marítimo de 12 km de longitud, salpicado de esculturas, rodea tres enormes playas libres de arena fina, dotadas de duchas, puestos de primeros auxilios y donde es posible alquilar tumbonas y sombrillas.

Disfrutamos de un agradable ba√Īo refrescante, ya que la temperatura supera los 40 ¬į en las horas centrales del d√≠a: el calor no nos impidi√≥ almorzar a base de bocadillo (s√°ndwich relleno) con tortilla de papa en un lindo rinconcito en una de las calles. .m√°s interno.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Playa de San Sebasti√°n al atardecer

Por la tarde nos dedicamos a visitar la ciudad. Paseando por el río Urumea, cruzando el hermoso puente dedicado a la reina María Cristina, nos encontramos en el casco antiguo, en Paseo del Muelle.

Entrando en el laberinto de calles estrechas nos encontramos frente a la pesada fachada barroca de la iglesia de santa maria, colocado al principio de Calle 31 Agosto. Continuando por esta misma calle encontrar√°s otro sitio hist√≥rico: el convento dominico de San Telmo.

Quedarse en el mismo vecindario no puede evitar cruzar Plaza de la Constructi√≤n, una gran plaza porticada donde anta√Īo se reservaban los balcones numerados de los edificios para los espectadores de las corridas de toros que se desarrollaban en su interior.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Plaza de la Constructiòn

Día 5: Bilbo (Bilbao), Laredo, Santander

Salimos temprano en la ma√Īana para Bilbo (Bilbao) donde, para llegar al centro, se cruza un enorme puente cuya arquitectura futurista asombra y desde el que ya se vislumbra la estructura inconformista del museo de arte moderno Guggenheim.

Desde aquí comienza la "avenida de esculturas" de 3 km de largo que termina con un Puente peatonal sobre la Ría del Nerviòn con fondo de cristal. Cruzando la ciudad moderna se llega al vino el casco (ciudad vieja) apoyado en la catedral y a unos pasos Plaza nueva con cafés y tiendas.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Escultura floral frente a la entrada del museo Guggenheim

Después del almuerzo continuamos hacia Laredo, populoso balneario de la costa cantábrica que se extiende sobre un litoral de más de 5 km, donde nos relajamos durante un par de horas cómodamente tumbados en la inmensa playa de fina arena blanca y dotada de duchas gratuitas.

Por la noche llegamos a Santander y, despu√©s de cenar en el Taberna La Pirula, dimos un paseo rom√°ntico por el paseo mar√≠timo a la luz de una hermosa luna llena.

Caminando por el paseo marítimo uno no puede dejar de notar la casino belle-epoque iluminada de día y con vistas al famoso Playa Sardinero que se extiende hacia el norte.

Entre las suntuosas villas que se pueden admirar, la de Emilio Bot√≠n, presidente de la Banco Santander, el mayor banco espa√Īol y la oficina de correos: el Correos. Dirigi√©ndose hacia el centro se encuentra con el catedral, que data del siglo XII, formada por dos edificios superpuestos conectados por una imponente escalera lateral exterior.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Los correos

Día 6: Comillas, Gijón

Primera parada: ciudad de Comillas, un peque√Īo pueblo que alberga tres tesoros arquitect√≥nicos imperdibles. En lo alto de una colina, rodeado por un parque p√ļblico bien cuidado, se encuentra el maravilloso Palacio neog√≥tico de Sobrellano, dise√Īado por el arquitecto modernista Joan Martorell.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

El palacio neogótico de Sobrellano. Al fondo, la capilla del Marqués

Junto a él está el capilla del marqués y continuando por la avenida cuesta abajo, encontrarás el Capriccio de Gaudi, un edificio original y colorido también conocido como Villa Quijano, revestido en gran parte por ladrillos a la vista y baldosas vitrocerámicas en forma de hojas y flores de girasol, que es una de las primeras obras relevantes del célebre arquitecto. Entrada 5 euros cada uno.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

El Capriccio de Gaudi

Despu√©s de haber devorado un buen boccadillo con chorizo ‚Äč‚Äčy queso c√≥modamente sentados en un banco del parque, salimos para Gij√≥n. Paseando hacia el casco hist√≥rico de los pescadores, Cimadevilla, que separa la costa en dos, se puede ingresar al Cerro (collina) de Santa Catalina, una antigua fortaleza militar ahora transformada en un parque p√ļblico, y trepando por uno de los muchos senderos que se entrecruzan los cuidados jardines que se encuentran la alabanza del Horizonte, una escultura moderna en hormig√≥n armado ubicada en el punto m√°s alto del cerro frente al mar, desde la cual se puede disfrutar de una impresionante vista del oc√©ano.

Para la cena recomiendo encarecidamente elegir uno. Sidreria. Gij√≥n, de hecho, es considerada la capital espa√Īola de la producci√≥n de sidra o la Sidra, en espa√Īol. Adem√°s de estar libre de aditivos y qu√≠micos y por tanto saludable, tambi√©n es muy econ√≥mico, ya que una botella de medio litro cuesta menos de 3 euros. Adem√°s, al tener un bajo contenido de alcohol, es f√°cil consumir m√°s de una botella en la cena, ¬°pero tenga cuidado de no conducir despu√©s!

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Camarero sirviendo la Sidra

Pero la verdadera peculiaridad es que los camareros vierten descaradamente la sidra sosteniendo la botella en alto en la cabeza, mientras que el vaso se mantiene bajo y se llena solo un culín a la vez, lo que equivale a un par de dedos, y la tradición dice que debe beberse a gotas. Para cenar fuimos al Sidreria Ship donde degustamos una sartén con pulpo, camarones y mariscos que fue el fin del mundo. Gasto: 36 euros por dos.

Giorno 7: Luarca, Playa de las Catedrales e Santiago de Compostela

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Puerto de Luarca

Continuando nuestro viaje de viaje, por la ma√Īana paramos en Luarca, encantador pueblo de pescadores cuyo puerto pesquero est√° formado por una bah√≠a bordeada de sidrer√≠as por donde desemboca el sinuoso arroyo del R√≠o Negro. El casco antiguo se encuentra en una pendiente empinada en la colina al final del puerto.

Por la costa atl√°ntica, por la Carretera Cant√°brica, tomamos la salida se√Īalizada hacia Las Catedrales, inmediatamente despu√©s de Ribadeo. Aqu√≠ est√° la famosa playa Playa de las Catedrales caracterizada por particulares conformaciones rocosas talladas por la marea con arcos naturales de hasta 10 metros de altura que se pueden recorrer durante la marea baja.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Scogliera limitrofa a la Playa de las Catedrales

Durante los meses de mayor actividad, para preservar la belleza natural del lugar, la entrada est√° reservada para un n√ļmero limitado de personas repartidas a lo largo del d√≠a, por lo que es necesario reservar la visita con antelaci√≥n.

Por la noche finalmente llegamos a Santiago de Compostela donde cenamos en el excelente restaurante Pareja Cabildo.

Día 8: Santiago de Compostela

La jornada estuvo íntegramente dedicada a la visita de Santiago de Compostela, conocido y visitado por peregrinos de toda Europa desde hace más de un milenio.

La principal atracci√≥n es la catedral dedicado a San Giacomo, construida en el siglo IX junto con las correspondientes infraestructuras destinadas a acoger a los peregrinos, que se orientaban por rutas preestablecidas dotadas de albergues, santuarios e iglesias, favoreciendo la difusi√≥n del cristianismo por todo el territorio. Norte de espa√Īa.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Museo universitario a Santiago de Compostela

A√ļn hoy, la m√°s popular es la ruta medieval denominada "Via Francese", que parte de Le Puy en Francia y atraviesa los Pirineos y cuyas etapas m√°s conocidas son: Pamplona, ‚Äč‚ÄčLe√≥n, Astorga y Ponferrada.

Para más información: http://www.caminodesantiago.gal/es/inicio también en inglés.

Además de la catedral y el centro histórico en general, rodeado de iglesias, museos y edificios históricos, el Mercado de Abastos, especialmente en los días de mayor actividad como los martes y sábados, cuando decenas de mujeres de los pueblos vecinos se sientan detrás de cestas llenas de productos agrícolas locales.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Comida callejera en el Mercado de Abastos

Muy agradable y relajante Parque Alameda donde se puede caminar por los diversos senderos entre robles, √°lamos y eucaliptos, lejos del caos de la ciudad atestada de turistas y peregrinos.

Este se fusiona con otro parque: el Carbelleira de Santa Susana, poblado de robles centenarios, donde se ubica la iglesia de Santa Susana, también patrona de la ciudad. Desde el mirador se tiene una espléndida vista desde arriba sobre el centro histórico y la catedral.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Lo sagrado y lo profano se encuentran: un parque de atracciones itinerante junto a la Iglesia de Santa Susana

Día 9: Parque Natural Carreirón

Il Parque Natural Carreirón es probablemente uno de los puntos de la Rìax Baixas permaneció más cerca del estado natural original y se encuentra en el extremo sur de laIlla de Arusa, una península boscosa a unos 60 km de Santiago de Compostela.

Por lo tanto, vale la pena conducir una hora para pasear por sus senderos entre playas aisladas, páramos y lagunas salobres que en algunas temporadas brindan hospitalidad a aves marinas migratorias como limícolas, garzas y patos.

Hay dos posibles rutas que rodean el promontorio marcado por un tablero cerca del aparcamiento gratuito: la m√°s larga tiene 3,6 km mientras que la segunda que corta por el centro del parque se acorta a 2,5 km. Hemos optado por seguir la ruta m√°s larga, adentr√°ndonos en los bosques que siguen la orilla sur delCala Brava.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Parque Natural Carreirón

Hay algunos puntos de vista a tener en cuenta: Punta da Cruz, desde el cual se puede admirar una espl√©ndida vista del oc√©ano y girando hacia el suroeste se puede ver el pueblo de O Grove y la isla conectada a ella, Una Toxa, mientras que los yates y barcos de pesca deambulan entre los islotes m√°s peque√Īos. M√°s adelante est√° la peque√Īa franja de arena entre las rocas Playa de las Margaritas, donde los caminos se encuentran.

Continuando siempre por la ruta m√°s larga a la que llegar√° Playa de Ottereira, detr√°s de la cual hay una laguna salobre donde se juntan las aves acu√°ticas. Finalmente subimos hacia el este, donde los tramos de playa son m√°s largos y arenosos como la Praia de Salinas, donde se puede nadar con total seguridad.

Día 10: Las Médulas

 Justo antes de llegar Ponferrada tomamos el desv√≠o de Orell√°n en direcci√≥n a Las Medulas. Este inmenso sitio arqueol√≥gico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997, deja sin aliento por la grandiosidad y belleza de sus ca√Īones que pueden parecer err√≥neamente naturales, pero cuya verdadera historia es a√ļn m√°s que incre√≠ble.

La monta√Īa verde, cubierta de aulagas y nogales colosales y nudosos, parece haber sido cortada limpiamente, dibujando un paisaje desnudo que recuerda al Far West, pero est√° lejos de ser natural.

Es una colosal mina de oro construida por el Imperio Romano en el siglo I d.C. y que en 200 a√Īos produjo cinco toneladas de oro. Desde el mirador Mirador de Orell√°n, accesible a pie o por el camino de entrada, se puede admirar una vista espectacular desde lo alto de los acantilados de color ocre rojo.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

La Cuevona

Hemos optado por dejar la bicicleta en el aparcamiento de abajo, desde donde también comienzan las visitas guiadas, y tomar uno de los caminos de tierra que atraviesan el bosque. Hay varios y de diversa dificultad y longitud, cuyo mapa está colgado en un cartel cerca del estacionamiento y marcado con flechas de colores a lo largo del recorrido.

Alrededor de la una de la tarde tomamos el amarillo Senda de las Valinas, la más corta y la más empinada, pero que también da la mayor satisfacción.

Llegamos al Mirador de Orell√°n alrededor de las 15:30 pm, luego de las habituales fotos panor√°micas, esperamos hasta las 16:00 pm a que se abriera el centro de visitantes donde, al ingresar a los estrechos t√ļneles subterr√°neos de impalpable tierra roja, es posible Entender lo que es la vida de los mineros romanos.

En el camino de regreso, llegamos a otros dos puntos de inter√©s que consisten en dos enormes cuevas excavadas en la monta√Īa: La Cuevona e La Encantada, donde un cartel ilustraba la t√©cnica empleada por los romanos para extraer el mineral precioso. Una √ļltima parada en Pico del √Āguila luego regrese al estacionamiento.

Día 11: Ponferrada, Astorga, León, Haro

A la ma√Īana siguiente nos dedicamos a visitar el centro hist√≥rico de Ponferrada, cuyas tranquilas calles serpentean entre los hermosos edificios antiguos entre los que se Torre del Reloj, la torre del reloj construida por Carlos V en el siglo XVI. Desde aqu√≠ la v√≠a del Reloj conduce a Castillo de Ponferrada, construido por los Templarios en el siglo XIII para proteger a los peregrinos.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Castillo de Ponferrada

Desafortunadamente no pudimos caminar por las murallas ya que la entrada solo estar√≠a abierta a las 10:00 y salimos a las 9:00 para ir a Astorga, otra etapa de la llamada Camino Franc√©s, que todav√≠a hoy lleva a los peregrinos a Santiago de Compostela.

El edificio de la iglesia m√°s impresionante de la ciudad, sin duda, est√° all√≠. Catedral, elegante y grandiosa, construida hacia 1069 en estilo rom√°nico y modificada varias veces en los siglos siguientes, a la que se han a√Īadido varios estilos: del g√≥tico al barroco hasta obtener la versi√≥n actual que data de finales de 1400, pero perfeccionada hasta 1700.

No muy lejos est√° el Palacio Episcopal, aunque el edificio nunca fue sede episcopal, y hoy alberga el Museo de los Caminos. Dise√Īado por el maestro modernista Antonio Gaud√≠ a finales del siglo XIX y terminado en 1913, es de estilo neog√≥tico con planta de cruz griega y se distribuye en cuatro plantas.

Después de haber descansado en el ancho Plaza Mayor, admirando la suntuosa fachada principal del Casa Consistorial de Astorga y bebiendo de la fuente partimos hacia León.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Palacio Episcopal di Astorga

Gran parte de la casco vejo di León, el centro histórico rodeado de murallas, es peatonal y las recientes restauraciones lo han hecho verdaderamente espléndido. La principal vía peatonal, Calle Ancha, conduce a la imponente Cattedrale de León, cuyas altísimas agujas han guiado a los peregrinos durante siglos.

A√ļn por la Calle Ancha, se llega al Casa de Botines, otra obra maestra de Gaud√≠, similar a un castillo neog√≥tico de inspiraci√≥n medieval, imponente, casi austera, que se adapta bien a la sobria belleza de Le√≥n. Construido para albergar las oficinas de destacados empresarios leoneses en 1892, ahora alberga un banco y un espacio expositivo para exposiciones temporales.

El mejor lugar para admirarlo es el banco en el que está sentada una estatua del propio Gaudí que intenta dibujar los bocetos del proyecto.

Al sur de la Calle Ancha, un laberinto de calles estrechas forma el animado Barrio H√ļmedo, donde degustamos un delicioso boccadillo relleno de cecina, un embutido t√≠pico a base de ternera seca y ahumada, y salsa de tomate agridulce.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Casa de Botines a Leon

Por la noche finalmente llegamos a Haro, famosa por albergar las más prestigiosas bodegas de vinos Rojani Crianza. Después de registrarnos en el hotel fuimos a cenar al centro histórico peatonal, repleto de bares de tapas repletos de turistas y locales.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Vinos de Haro

Día 12: Tudela y Zaragoza

Salida hacia Zaragoza con una √ļnica parada intermedia a Tudela, donde un golpe de suerte inesperado nos tom√≥ por sorpresa: era la fiesta de Santa Ana, la patrona de la ciudad.

Todos los habitantes del lugar, rigurosamente vestidos de blanco y rojo, formaron dos filas ‚Äúindias‚ÄĚ a los lados del camino, acompa√Īando a las estatuas de Sant'Anna y San Gioacchino en procesi√≥n hasta la catedral.

Hombres especialmente llamativos, vestidos con camisa y pantal√≥n blancos, pa√Īuelo rojo anudado a la cintura y foulard rojo, con el emblema y la inscripci√≥n "Tudela" o "Sant'Ana" bordados con hilo dorado, anudado en el cuello con la parte triangular. en la espalda. No solo eso: incluso los ni√Īos peque√Īos, incluso los que iban en silla de ruedas, no fueron una excepci√≥n.

Tampoco los perros: ellos también están equipados con un foularino rojo apropiado como collar. Una verdadera fiesta, que culminó con la apertura de todos los bares y restaurantes, donde la gente acudió una vez terminada la procesión para brindar y comer en una gran fiesta popular que incluía todas las calles del centro.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Fiesta de Santa Ana en Tudela

A media tarde llegamos a Zaragoza y nos dedicamos a visitar esta gran ciudad que, a pesar de ser una capital regional industrializada, cuenta con varios espléndidos monumentos.

Entrando por las calles peatonales del centro, todas recientemente renovadas y llenas de tiendas y boutiques de lujo, se llega a la enorme y hermosa Plaza del Pilar, entre la ciudad vieja y el río, sobre el que se levantan ambas catedrales.

El mayor de los dos Salvador de SEO, exhibe una mezcla de estilos incomparable, entre los que destacan el g√≥tico original del siglo XII, el mud√©jar posterior para terminar en el barroco espa√Īol.

El inmenso edificio ha sido completamente restaurado y llama la atención por el contraste entre los ladrillos con inserciones geométricas de cerámica que cubren el techo y la fachada norte y el barroco del siglo XVIII de la fachada principal.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Plaza del Pilar a Saragozza

Tambi√©n el Basilica di Nuestra Se√Īora del Pilar es un revoltijo de estilos y materiales y se construy√≥ alrededor de la columna en la que cuenta la leyenda que la Virgen se apareci√≥ a San Giacomo.

En el lado sur de la plaza está el Fontana de la Hispanidad cuya enorme cuenca tiene la forma de América del Sur, un homenaje a la cultura hispana en el mundo.

En la cena comimos muy bien en el bar de tapas Meli Melo, donde degustamos diversas tapas de altísima calidad tanto estética como cualitativa.

Día 13/14: Barcelona

Y finalmente aquí estamos de vuelta al punto de partida: Barcelona.

Recomiendo reservar un estacionamiento vigilado cerca del lugar de estadía con al menos una semana de anticipación, hay muchos Barcelona y muy demandado, dada la alta frecuencia de robos de vehículos.

Como es fácil de adivinar, un día y medio no es suficiente para visitar esta enorme y fascinante ciudad que ofrece tanto que ver; por lo tanto, necesariamente teníamos que tomar decisiones.

En la tarde de nuestra llegada, luego de dejar la bicicleta en el estacionamiento hab√≠amos reservado estrat√©gicamente a 100 metros de nuestro hotel, Hotel Tr√°nsito,  nos dedicamos a visitar el barrio donde nos quedamos: Sants-Montju√Įc.

El barrio es uno de los m√°s concurridos por bares, restaurantes y discotecas de todo tipo. Elegimos cenar en El Fish & Chips Tienda, un local muy peque√Īo donde conviene presentarse al menos 20 minutos antes de abrir para evitar el riesgo de quedarse con la boca seca, y que ofrece diversos platos locales o indios. Compra para dos: 30 euros con 3 raciones grandes de fish & chips, 2 cervesas, 2 gazpacho y 2 postres.

Al día siguiente elegimos el primer destino casi obligatorio. Sagrada Familia, la enorme y poco convencional catedral, obra maestra inacabada de Gaudí. Sin haber reservado con antelación hubiéramos tenido que esperar horas en la cola para entrar y, dado que se estaba acabando el tiempo, decidimos visitar el barrio donde se levanta la catedral y que está repleto de edificios modernistas, muchos de ellos también de Gaudí: el Eixample.

Aqu√≠ hemos tenido la oportunidad de apreciar, aunque solo sea desde el exterior, optar por evitar las colas a las que nos enfrentamos sin reserva online: Casa Mil√†; casa Batll√≥; casa Calvet; y finalmente Park G√ľell. Este √ļltimo est√° en realidad a las afueras del barrio, al pie del Monte Carmelo.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Detalle de la entrada al Parque G√ľell

La parte menos tur√≠stica del parque es gratuita, mientras que desde 2013 la parte monumental se paga. Reserva online desde web oficial del Parc G√ľell, la entrada para adultos cuesta 7,50 ‚ā¨. Al hacer la reserva, debe indicar el d√≠a y la hora de la visita. Los boletos se pueden mostrar directamente desde el tel√©fono inteligente. Sin reserva, a√ļn es posible probar suerte en las taquillas, donde el precio se incrementa en 1 ‚ā¨, afrontando el riesgo de no poder entrar por agotamiento de las entradas, como nos pas√≥ a nosotros.

Es recomendable presentarse en la entrada un poco antes, ya que est√°n bastante celosos de la hora y una vez salgas de la parte monumental ya no ser√° posible volver con el mismo ticket.

Dentro del parque tambi√©n se encuentra el Casa-Museo Gaud√≠, donde el gran arquitecto vivi√≥ 20 a√Īos, pero no se puede visitar con la misma entrada. Precios: completo 5.50 ‚ā¨, reducido 4.50 ‚ā¨

Despu√©s, caminamos por la calle m√°s famosa de Barcelona: La Rambla, abarrotado de puestos y artistas callejeros. Aproximadamente a mitad de camino no pudimos resistirnos a sumergirnos en la multitud que agarra el Mercado de la boqueria: aqu√≠, entre productos alimenticios frescos de todos los colores, formas y tama√Īos, disfrutamos de una refrescante rodaja de sand√≠a y un refrescante jugo de frutas.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Mercado de la boqueria

De vuelta en el barrio Sants-Montju√Įc, nos quedamos mucho tiempo al pie del Fontana Magica, cuyo espect√°culo de juegos de agua tambi√©n se puede disfrutar desde lo alto de la escalera Palacio Nacional, sede del Museo Nacional de Arte de Catalunya. Luego comenzamos a comprar recuerdos dentro del centro comercial futurista. Las Arenas, un antiguo estadio de toros completamente renovado, desde cuya √ļltima planta se puede visitar una vista impresionante de todo el distrito y la colina de Montju√Įc.

Para cenar fuimos a una encantadora posada de marineros muy característicos, Ristorante Maians, donde nos deshicimos de las ganas de paella: 2 raciones grandes con la inevitable Cervesa y postre a un coste de 40 euros.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Fontana Magica e Palacio Nacional

Por √ļltimo, un √ļltimo consejo con respecto a los carteristas: ¬°es necesario tener cien ojos! Desafortunadamente, me pas√≥, en un momento de distracci√≥n, en el bar donde desayunamos por √ļltima vez antes de tomar el ferry de regreso. Monedero desaparecido, con todos los documentos adentro. En este caso, deber√° dirigirse inmediatamente a la comisar√≠a m√°s cercana donde un int√©rprete le ayudar√° a rellenar los formularios para presentar una denuncia, con la que ser√° posible embarcar.

Y as√≠ termina tambi√©n esta maravillosa viaje en moto por el norte de Espa√Īa.

Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico

Serena y Marco, autores del artículo y unas hermosas fotos

¡Hasta la próxima!

A√Īade un comentario de Norte de Espa√Īa en moto, de los Pirineos al Atl√°ntico
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.