Zanzíbar, rico interior y playas encantadoras

    Zanzíbar, rico interior y playas encantadorasViaja por las maravillas de Zanzíbar, donde te enamorarás de las curiosidades arquitectónicas y los animales que pueblan los bosques y las aguas cristalinas.

    Reci√©n llegado al archipi√©lago de Zanz√≠bar, en la encantadora isla de Unguja, tome un minib√ļs y llegue a la capital, Stone Town. Tus vacaciones de una semana en esta maravillosa isla del oc√©ano √ćndico, dependiente administrativamente de Tanzania, comenzar√°n con una visita al fuerte √°rabe, uno de los monumentos de mayor importancia hist√≥rica, para luego tocar sus bosques y su mar cristalino.



    El primer d√≠a de su viaje a Zanz√≠bar, llegue al Fuerte de la ciudad de piedra, construido hacia el siglo XVII, que fue la primera construcci√≥n de la zona. Los cuatro suntuosos muros de piedra rodean un espacio abierto donde poder comprar algunos productos t√≠picos en los coloridos y sabrosos mercados de la isla. Una vez fuera de las murallas, ver√°s una plaza que alberga una gran y fascinante arena. Desde hace unos veinte a√Īos, el fuerte acoge el ZIFF, Festival Internacional de Cine de Zanz√≠bar (Festival de los Pa√≠ses Dhow), un interesante evento cinematogr√°fico en tierras de √Āfrica.

    A continuación te recomendamos visitar el Palacio del Sultán, al lado del fuerte. Este palacio de cuento de hadas, que te fascinará por su color blanco y sus arcos arabescos, fue la residencia real del sultán; podrás acceder al museo interno que recoge muebles típicos de la época real: uno de los pisos, el superior, está dedicado al sultán Khalifa bin Harub; el inferior, en cambio, a la princesa Salme.

    Otra caracter√≠stica de Zanz√≠bar es el ambiente lleno de perfumes. A unos 600 metros del edificio, uno de los mercados Los m√°s famosos de la isla te recibir√°n entre los colores vivos de las telas y los intensos aromas de las especias. D√©jese tentar por las numerosas atracciones culinarias: de hecho, se encuentra en uno de los lugares de comercio de especias m√°s concurridos del mundo. Canela, c√ļrcuma, pero sobre todo clavo, que los isle√Īos se encuentran entre los principales productores de la historia. Para todos los amantes de la m√ļsica: no olvides pasarte por la casa de Freddie Mercury, nacido en Stone Town.



    El segundo d√≠a se puede dedicar a algunos lugares culturales y sagrados de Zanz√≠bar. Regresa a la zona del fuerte √°rabe para visitar el cuento de hadas. Palacio de las Maravillas. Tambi√©n aqu√≠ entrar√°s en contacto con la cultura swahili y, en particular, con la de los √ļltimos a√Īos del siglo XIX, la √©poca de mayor florecimiento de la ciudad. Muchos atractivos de esta visita te llamar√°n la atenci√≥n, pero uno en particular se encuentra en el centro del palacio: el mtepe, el t√≠pico barco hecho de madera ensamblada con resistentes fibras de coco.

    De particular inter√©s son los ba√Īos persas de Hamamni, a pocos minutos a pie del Palacio de las Maravillas. Nacido a principios de siglo como ba√Īos p√ļblicos, era frecuentado por la gente m√°s rica de Zanz√≠bar que pod√≠a encontrar aqu√≠ muchos tipos de comodidades, desde duchas hasta ba√Īos e incluso un restaurante. Te recomendamos luego completar la visita diaria dirigi√©ndote a catedral de San Giuseppe, s√≠mbolo de la ciudad: lo reconocer√°s por las altas agujas a los lados de la fachada. Pero a unos diez minutos a pie se encuentra tambi√©n el lugar simb√≥lico de la cultura isl√°mica de la ciudad: el mezquita de Malindi, peque√Īa pero antigua, con su caracter√≠stico minarete de forma c√≥nica.

    El día siguiente dedícalo a la naturaleza: verde y azul, bosque y océano son la combinación perfecta para quienes se alojan en Zanzíbar. Una de las excursiones más aventureras es sin duda la que se realiza cerca del Bosque de Jozani. Está a unos 40 kilómetros de la capital y se encuentra en el centro de la isla. Dedica medio día a descubrir los tesoros del bosque. Los guías forestales le mostrarán la enorme variedad de plantas y simpáticos animales, en primer lugar el mono rojo, la mascota indiscutible del bosque. Termine el día con una parada nocturna en las playas de Paje.


    Dedica tu cuarto d√≠a de vacaciones a la zona costera de Zanz√≠bar, entre sus hermosas y enormes playas y sus profundos y ricos fondos marinos. A unos 8 kil√≥metros al sur de Paje encontrar√°s la interminable playa de Jambiani, donde podr√°s dedicarte al relax y a actividades como el snorkel. El Oc√©ano √ćndico, que ba√Īa las playas de Zanz√≠bar, est√° poblado de peces de considerable tama√Īo como los tiburones, pero tambi√©n de dulces y simp√°ticos delfines (el punto √≥ptimo para ver estos √ļltimos es la zona de Kizimkazi, al sur de la isla); Tambi√©n se pueden ver peces escorpi√≥n, peces piedra, pero tambi√©n barracudas, meros y tortugas longevas.


    Al d√≠a siguiente visita las playas al norte de la isla de Zanz√≠bar. Tiene muchas opciones para elegir, entre la arena del tranquilo Matemwe y las estrellas de mar y las tortugas de Kendwa. Sin embargo, una de las m√°s encantadoras es sin duda la playa. Nugwi. Aqu√≠, como en otras zonas costeras, notar√°s el fen√≥meno de las mareas que te dejar√°n espacio para caminar sobre las frescas y sugerentes dunas de arena formadas por el descenso del agua. No te pierdas los sabrosos c√≥cteles a pie de playa acompa√Īados de un buen coco.


    A√ļn tienes un par de d√≠as para visitar elisla pemba, la segunda isla m√°s grande del archipi√©lago. Para llegar a √©l, lo mejor es ir al aeropuerto Abeid Amani Karume en Unguja y volar al aeropuerto de Karume en Pemba. Pase su primer d√≠a en la Reserva Forestal de Ngezi, en la rica selva tropical de la isla. Observar√° numerosas especies de animales, incluidas mangostas y ant√≠lopes dik-dik. Pero Zanz√≠bar esconde otras curiosidades: entre los animales m√°s caracter√≠sticos se encuentran sin duda los zorros voladores y el curioso autillo de Pemba.

    Para pasar tu √ļltimo d√≠a en paz, dir√≠gete a alguna de las playas del lado occidental, como la hermosa Laguna de Fundu, una cala de arena entre espesos bosques de manglares. Observa tambi√©n la rica flora marina de Zanz√≠bar en esta isla y haz un viaje en sus t√≠picas canoas. No pierdas la oportunidad de pasar una velada rom√°ntica en los beach clubs, entre luces tenues y comida t√≠pica y fresca: por ejemplo el boku-boku, a base de c√ļrcuma, muy utilizado aqu√≠, y el caracter√≠stico arroz pilau.


    A√Īade un comentario de Zanz√≠bar, rico interior y playas encantadoras
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.