Leyendas de Costa Rica: el volcán Poàs y su voz dorada

En Vulcano Poasen Costa Rica Se han escrito muchas publicaciones excelentes que los invito a buscar en la web, porque aquí, hoy, no quiero describir un lugar, por sugerente que sea, pero prefiero contarte una historia (pero en cualquier caso en la parte inferior de la publicación algunos información práctica Puedes encontrarlo).

Me gustaría contárselo porque en mi opinión pocas personas lo saben y yo ni siquiera lo sabía antes de encontrarme con un anciano desdentado en un refresco barato. De lo que me dijo este simpático chico entendí poco o nada, pero eso poco fue suficiente para darme curiosidad por investigar algo más.



El Volc√°n Po√°s con la "poza" de aguas sulfurosas en el centro

Le leyendas son un patrimonio muy importante de la cultura de los pueblos. Las generaciones las pasan de padres a hijos y cada vez que se conoce sería un pecado no revelarlas, sería como perder un pedazo de historia.

Y perder un pedacito de historia es como perder un pedacito de ti mismo.

Il Costa Rica es un país que tiene una tradición muy amplia de cuentos de hadas y cuentos, pero este aspecto a menudo se pasa por alto, probablemente eclipsado por la belleza de su territorio.

¡Aquí está entonces!

Viv√≠an a la sombra del vulcano poas, una alta monta√Īa cubierta de verde vegetaci√≥n, Iliana y su tribu: Iliana era la hija del cham√°n de su pueblo y era muy amada.
La tribu estaba feliz de vivir allí, en un lugar donde el gran Dios sonreía.

Las historias que contaron fueron conocidas entre la gente la ira del volcán Poás, momentos en los que el volcán, arrojando fuego y roca fundida, destruyó todo a su paso hacia el valle de abajo.
El cham√°n estaba preocupado por estas historias, mientras que a Iliana no le importaba mucho.



Iliana hab√≠a hecho una fuerte amistad con Rualdo, un p√°jaro de plumaje an√≥nimo pero dotado de una voz encantadora. √Čl cantaba para ella todos los d√≠as y ella nunca se cansaba de escucharlo y aplaudirlo.
Incluso cuando estaba enferma cada vez que Rualdo cantaba para ella, una sonrisa se dibujaba en su rostro.

Callophrys de clorofonia o "p√°jaro Rualdo"

Y Rualdo la amaba más que a sí mismo, desde que ella le había salvado la vida.
La vida en la tribu transcurri√≥ sin problemas hasta que un d√≠a el volc√°n comenz√≥ a humear y a gru√Īir.
El cham√°n, temiendo por su gente, subi√≥ a la monta√Īa y lleg√≥ a la cima del cr√°ter humeante mir√≥ hacia el abismo:

"¬ŅPor qu√© est√°s amenazando a mi gente?" √Čl grit√≥. Pero no hubo respuesta. Se tap√≥ la boca con un trapo y descendi√≥ con cuidado hasta el cr√°ter, incluso mientras el humo le picaba en los ojos y las oleadas de calor lo asaltaban.

"¬ŅPor qu√© est√°s amenazando a mi gente?" √Čl grit√≥. "¬ŅQu√© se necesita para que renuncies?"

Con un profundo gru√Īido, la monta√Īa dijo: "Tr√°eme a tu hija para un sacrificio, y todo ir√° bien con tu pueblo".

Las palabras de Poas penetraron como una espada en el corazón del chamán.

"¬ŅMi hija? Ella es mi √ļnica hija. Por favor. ¬ŅHay algo m√°s que podamos ofrecer? "

Pero la monta√Īa se qued√≥ en silencio.

El chamán regresó a su tribu, pero los días pasaron y el humo se hizo más denso.


Finalmente, desesperado, el cham√°n se dirigi√≥ a la cima de la monta√Īa nuevamente, esta vez con su hija atada de pies y manos. Rualdo lo sigui√≥ desde lejos. Observ√≥ con horror como con un gemido de dolor, el cham√°n arrojaba a su hija a la boca del Poas.


Rualdo estaba desconsolado. La vida sin su amiga habr√≠a sido insoportable. Sin preocuparse por s√≠ mismo, vol√≥ hacia el n√ļcleo del volc√°n, en medio del humo y ofreci√≥ su canci√≥n por la vida de la ni√Īa.

"Te ofrezco mi voz" dijo Rualdo "quien la escucha dice que es de oro"

A pesar del humo sulfuroso que le quemaba la garganta, Rualdo segu√≠a cantando. Cant√≥ de la belleza de su tierra natal, de la amistad y la fidelidad y mientras cantaba, el estruendo ces√≥ y Po√°s, conmovido por la voz del pajarito, se puso a llorar. La monta√Īa llor√≥ tanto que sus l√°grimas se convirtieron en las grandes  Laguna Botos.

Seg√ļn la leyenda, Laguna Botos se form√≥ por las l√°grimas del volc√°n Po√°s, movido por la belleza de la voz de Rualdo.


Rualdo perdi√≥ su hermosa voz en el fuego de la monta√Īa y ya no pod√≠a cantar, pero el gran Dios, como regalo por su valent√≠a, le regal√≥ el plumaje m√°s brillante jam√°s visto en todo. Costa Rica.

A partir de ese d√≠a, Rualdo e Iliana siguieron siendo m√°s inseparables que nunca y hay quienes a√ļn juran, mucho despu√©s, seguir oy√©ndolos cantar aunque esta vez no se trate de Rualdo, sino de Iliana cant√°ndole a su amiguita silenciosa.

Alguna información práctica para visitar el volcán Poás

El Volc√°n Po√°s se encuentra a unos 65 km de la capital de Costa Rica, San Jos√©. Es una de las zonas m√°s visitadas del pa√≠s, tanto por su belleza (y el parque natural en el que se ubica), como por su facilidad de acceso. los cr√°ter principal, de aproximadamente un kil√≥metro y medio de ancho, es el cr√°ter activo m√°s grande del mundo y se caracteriza por un "charco" sulf√ļrico desde el cual se elevan chorros de gases sulfurosos hasta una altura de 250 metros.


Llegar al cráter es extremadamente sencillo. Se accede al parque (entrada $ 10 por persona) a través de un hermoso y ancho camino pavimentado que conduce al moderno Centro de Visitantes donde puede estacionar su automóvil. Desde aquí con un camino fácil de unos 500 metros se llega al cráter principal.

Desde el cr√°ter, otro camino f√°cil de aproximadamente media hora conduce a trav√©s de la selva hasta el laguna boton, un trozo de vidrio verde que brilla con los rayos del sol (pero no te dejes enga√Īar por la vista id√≠lica, sus aguas son √°cidas).

Hay autobus empezando desde Estación Alajuel en San José, ubicado en Avevue 2 entre calles 12 y 14. Los autobuses salen a las 8:30 am y regresan a las 2:30 am pero trate de estar en la estación unos minutos antes de la hora de salida.


A√Īade un comentario de Leyendas de Costa Rica: el volc√°n Po√†s y su voz dorada
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.